Ocupar una cercha de madera

La memoria del juego con mis hermanos y primos bajo la gran cercha que el abuelo había fabricado _ sin cálculos ni nada parecido_ en el soberao de la casa familiar, sigue haciendo mella en mis recuerdos, de forma que este tema me fascina y este proyecto no podía dejar de compartirlo con vosotros.

cercha-01

Os traemos hoy otro ejemplo de recuperación de antiguas cerchas de madera. En este caso los apartamentos tipo loft que el estudio de arquitectura danés Studiomama ha diseñado en el centro medieval de Estocolmo, ocupando la buhardilla de un edificio con más de tres siglos que albergaba unas antiguas oficinas abandonadas.

El proyecto comienza con una exhaustiva operación de limpieza para dejar en su más pura esencia las capas originales del espacio, su esqueleto, unas singulares cerchas de madera. Cada cercha posee inclinaciones muy diversas en sus tornapuntas, de forma que cada una se convierte en una reliquia dentro del conjunto.

cercha-02

A pesar de la fuerte normativa que regulaba el edificio, los arquitectos consiguen crear dos modernos y potentes lofts, vinculados a la primitiva esencia del lugar, evidenciando la limpieza y gran dimensión del espacio. Una vez puesto de manifiesto el valor de la estructura original, ésta se pinta de blanco al igual que las paredes contenedoras y son elementos de madera, suelos, escaleras, puertas, los que ayudan a adecuar los espacios a las necesidades de la sociedad contemporánea.

cercha-03

El suelo empleado como acabado son gruesos y largos tablones de pino douglas _con medidas de 11 m de largo y 30cm de ancho_ con un tratamiento de decapado que lo vuelve más blanco. El empleo de esta madera clara ayuda a aumentar la armonía y serenidad que los espacios transmiten. Las largas tablas que parecen no tener fin otorgan aún más amplitud.

El blanco se lleva también a los baños, donde el material predominante es el mármol, contrastando en densidad con la madera pero en armonía con el uso de materiales naturales.

cercha-04

Los dos apartamentos son diferentes tanto en forma como en diseño. El primero, más tradicional en sensación y ambiente, cuenta con un solo nivel, siendo la planta más convencional en su trazado debido a las restricciones de movimiento de las paredes iniciales.

cercha-05

El segundo apartamento, sin embargo, presenta «audaces declaraciones  de diseño»_como definen sus arquitectos_. Cuenta con dos niveles de altura, de forma que ello ha permitido a los arquitectos jugar con volúmenes y cambios de escala. Un especie de puente de madera, integrado en el espacio con gran sutileza, conecta las escaleras con la zona de estar, maximizando el volumen que regala la doble altura y no entorpeciendo la lectura del espacio.

cercha-06

cercha-07

El salón de este segundo apartamento presenta una estantería que se extiende a través de la doble altura, con una puerta corredera de gran envergadura, que conecta con los dormitorios. La estantería está hecha igualmente de madera, creando un potente frente que recuerda a las grandes bibliotecas del siglos pasados.

cercha-08

cercha-09

En la cocina, las interminables tablas del suelo se elevan para formar una isla y un muro de almacenamiento _que acoge los electrodomésticos y elementos de la cocina_. Este recurso es también empleado en las puertas del baño y los dormitorios, con el fin de integrar cada uno de estos elementos a la composición final de los apartamentos.

cercha-10

cercha-11

Las sensación que transmiten los revestimientos de madera de pino douglas y la combinación de materiales elegidos _donde menos es más, como predicó Mies van der Rohe_ unido a la iluminación producida por los tragaluces de la buhardilla, son de tranquilidad, calma y de una imponente elegancia.